Back to the Blog

Una Ruta Alternativa para Conocer Medellín

El Salón Málaga

Medellín es una ciudad encantadora, llena de atractivos turísticos para todos los gustos y edades, y con una oferta cultural impresionante. Eventos como la Feria de Las Flores, la Feria Internacional de Poesía o el MedeJazz, grandes espectáculos como el concierto de Madonna o Beyoncé, y lugares como el Pueblito Paisa, el Jardín Botánico o el Parque Explora, son alguna de las razones que convierten a esta ciudad en la tercera más visitada por los extranjeros.

Medellín en navidad desde el Pueblito Paisa

Pero este núcleo de la cultura paisa ofrece mucho más en su vida cotidiana, alejada de los medios y muy cercana a las tradiciones.

El centro de toda ciudad ha sido siempre el epicentro de las costumbres auténticas y perennes de su sociedad. Aunque su destino sea una urbe moderna, cosmopolita e innovadora, basta con acercarse a la zona céntrica para comenzar a entender de dónde viene todo lo demás. Claro que, en América Latina, hay que prepararse para el caos, las multitudes y el tráfico, pero una vez que se acostumbre, quedan la magia de la historia por descubrir.

Medellín no se queda atrás. Así que si es de los que disfruta del turismo a pie, sin guías y lleno de sorpresas, le recomendamos seguir alguno de estos consejos. Primero que nada, empodérese de su papel de explorador, deje de lado su pinta de turista, y vaya con cuidado. Su primer destino puede ser la librería de libros usados Palinuro, del reconocido escritor paisa Héctor Abad Facionlince, el caricaturista Elkin Obregón y otros dos interesantes socios. Venga aquí con tiempo, ya que su visita podrá terminar en una larga conversación con Luis Alberto Arango Puerta, uno de sus dueños, acompañados por un tinto y una partida de ajedrez.

Palinuro se encuentra cerca del Parque del Periodista, considerado como una “zona de tolerancia”, donde conviven diferentes culturas urbanas de la ciudad así como grupos intelectuales. A sus alrededores también encontrará la librería y café cultural El Acontista, que puede visitar a cualquier hora del día, aunque le recomendamos la tarde-noche de los lunes o martes, para disfrutar de jazz en vivo o encuentros con autores. Además, está el Centro Colombo Americano donde se presentan ciclos de cine independiente, charlas y exposiciones.

Como verá, podrá pasar fácilmente todo un día recorriendo apenas unas cuadras, conociendo a fondo la vida cultural de Medellín y observando la diversidad de su población. Y al día siguiente, el centro seguirá siendo su destino, por lo menos en horas de la noche.

La cultura paisa es de costumbres fuertes, bien arraigadas e incluso conocidas mundialmente. Sin embargo, en los años 30, Medellín se vio directamente afectado por un suceso fortuito que marcó su historia: la muerte del cantante, compositor y artista de cine Carlos Gardel. Desde entonces, el tango se fue filtrando en las noches bohemias de los paisas de la época y, en la actualidad, hay un par de sitios que siguen conmemorando esta música tradicional argentina desde hace décadas. Uno de ellos es el Salón Málaga que, según dicen, el entrar allí es como viajar en el tiempo por unos 50 años.

El Salón Málaga

Otro café bar reconocido en la zona, es la Casa Cultural Homero Manzi, cuyo nombre hace honor a otro de los grandes del tango. Antes de visitarlos, le recomendamos pasar primero por el Museo Casa Gardeliana para familiarizarse con la historia de este ritmo musical y, si tiene suerte, ver alguna presentación en vivo.

Por último, hay otra actividad que no se puede perder, aunque para poder asistir las fechas de su viaje tendrán que coincidir con el primer sábado del mes. En este día, el Parque Bolívar se llena de artesanías, colores, antigüedades, comida y artistas callejeros, para llevar a cabo la Feria de San Alejo. Es la oportunidad perfecta para comprar recuerdos, caminar por los alrededores de la plaza y, si es amante de los libros leídos, seguir su camino por la calle peatonal Junín hasta el pasaje La Bastilla, donde encontrará esos títulos que lleva años buscando. Si le invade el hambre, visite el Salón de Té Astor, una tradicional repostería donde podrá saborear deliciosas recetas tradicionales que no encontrará en otros lugares.

La Feria de San Alejo

Así que ahí la tiene, una guía alternativa para conocer este lado de la ciudad que no le muestran las guías, pero que vale la pena vivir y difundir, de boca en boca, como se viene haciendo desde hace décadas. Si se antojó de viajar a Medellín, no dude en reservar un par de días para estas actividades, y luego siga con todas las otras más conocida que también son muy divertidas e interesantes.

Escrito por: Camila Franco de http://escapar.com.co/blog

Be the first to comment!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

>